Clic doble Clic requeteclic… Fluyo despeinada y amorosamente

Clic doble Clic Fluyo despeinada y amorosamente

Clic doble Clic requeteclic…

Me despeino con la mano izquierda, otro clic con la derecha, botón izquierdo, botón derecho ráfaga de clics, cierro los ojos… me despeino con las dos manos. “Está pensando” suelo decir mientras la ruedecita da vueltas en la pantalla.

Quiero abrir la carpeta con las fotos de las últimas vacaciones, situarme emocionalmente, recordar cómo me sentía, lo despeinada que creía estar. Pero la rueda sigue girando, escupiendo recuerdos de caminos transitados, emociones exploradas hasta el desengominamiento del corazón, despeinándolo casi pelo a pelo.

En mi despeinada exploración del mundo, encuentro pedruscos en el camino, unas veces los sorteo con facilidad y otras aprieto fuerte los tirantes de la mochila con las manos y trepo hasta arriba para renovar la perspectiva del camino cortado.

La rueda sigue girando y ya no hago clics. Sigo despeinada, con las manos detrás de la nuca, los ojos cerrados, la silla separada de la mesa e inclinada hacia detrás. Sólo me falta apoyar los pies sobre la mesa, como esas jefas sobrepasadas y de glamour müttante que salen en las películas.

He aprendido que, desde lo alto del pedrusco, el nuevo camino se va mostrando con mayor facilidad ante mis ojos exploradores cuanto más aprendizaje llevo en la mochila.

Mi mirada es más atrevida hacia adelante porque he ido cerrando con amor cada etapa, reconociéndome, sin juzgarme, amándome como era desde quien soy hoy.

La rueda sigue girando, cada piedra me trae una experiencia despeinada y su müttación. Muchas veces, me he sentido tan perdida que he establecido un campo base, hasta que me he encontrado de nuevo y he podido retomar la ruta.

Clic doble Clic requeteclic… se me acaba la paciencia… me despeino con la mano izquierda, otro clic con la derecha, botón izquierdo, botón derecho ráfaga de clics, cierro los ojos y me vuelvo a despeinar con las dos manos. Bajo los pies de la mesa y reseteo, que es müttar con convicción.

Que la müttación te acompañe.

 

PUEDES COMPRAR LA LÁMINA «Fluyo despeinada y amorosamente» AQUÍ

Láminas individuales

Fluyo despeinada y amorosamente

10,0020,00

 

2 comentarios de “Clic doble Clic requeteclic… Fluyo despeinada y amorosamente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: